Editorial 04 | 02 Sep. 2019

La Vuelta al Mundo del Diseño en 20 Museos [02]

Carlos Alonso Pascual

Carlos Alonso Pascual

«design is plain.
design is hands on.
design is in progress.
design is the future.»
Design Museum Gent Cards

Tras la primera etapa de este viaje, donde hemos explorado algunos de los museos más fascinantes del mundo del diseño, ahora dirigiremos nuestra mirada a la principal sede administrativa de la Unión Europea, donde se encuentra el sorprendente ADAM – Bussels Design Museum.

Desde la capital belga, y tan sólo a un breve y placentero viaje en tren –poco más de 30 minutos– nos acercaremos a la ciudad de Gante para visitar Design Museum Gent.

Así que, pónganse cómodos y disfruten del paisaje, mientras volvemos a emprender esta apasionante vuelta al mundo del diseño en 20 museos.

#5. ADAM - Art & Design Atomium Museum, Bruselas, Bélgica

A modo de tótem en el cielo de Bruselas, el Atomium es a la vez un faro, un objeto, un espacio, una utopía y un emblema único que escapa a cualquier forma de clasificación. No estaba destinado a sobrevivir más allá de la Exposición Universal de 1958, pero su popularidad y su éxito lo transformaron en un elemento imprescindible del paisaje de Bruselas, y de Europa. A un corto paseo de esta emblemática estructura, se encuentra la más reciente apuesta cultural de la ciudad: ADAM – Bussels Design Museum.

Inaugurado en 2015, el Art & Design Atomium Museum (ADAM) explora el arte y el diseño desde inicios del siglo XX hasta nuestros días, acogiendo aquellas colecciones que ya no tenían cabida en el Atomium. El corazón del Museo está constituido por la colección privada de Philippe Decelle, única en su género en todo el mundo. Este singular coleccionista reunió durante décadas piezas de mobiliario, dispositivos electrónicos y objetos de uso cotidiano fabricados en plástico. En el Museo ADAM, esta colección se ha completado con artículos de colecciones públicas, de galerías, y de otros coleccionistas privados. La colección resultante es tan amplia y diversa, que ante la imposibilidad de exhibir todos los objetos simultáneamente, se ha optado por una cuidada selección que es renovada anualmente.

Sorprende en primer lugar la variedad y la originalidad de los objetos expuestos. Muchos de ellos –como la lámpara Tatu, diseñada por André Ricard para Metalarte en 1972– han formado parte de nuestras vidas y nos recuerdan la enorme revolución formal y cultural que supuso la fabricación de objetos de plástico a partir de la década de los 60 del siglo pasado. Con una excelente calidad didáctica y ambiental, Plasticarium trata de poner en evidencia la aportación de las materias plásticas en una década de libertad que rechazaba los valores tradicionales. La crisis del petróleo de 1973 puso fin a la era dorada de los plásticos. Sin embargo, desde entonces sus códigos materiales y formales se han renovado constantemente para inspirar las más recientes e innovadoras propuestas.

Entre la variada oferta de actividades del ADAM destaca el proyecto Plasticotek, una iniciativa que responde a la necesidad del público de recibir más información sobre los plásticos y su historia. Este lugar educativo está diseñado para que los visitantes puedan tocar los objetos y comprender los aspectos técnicos y científicos de los tipos de plástico mostrados en la exposición permanente. El proyecto ofrece una forma divertida e interactiva de aprender más sobre la colección, a través de la descripción de sus materiales y la narración de sus historias.

Durante mi visita tuve también la ocasión de disfrutar de la fascinante exposición temporal Eames & Hollywood, que exploraba una de las facetas menos conocidas de Ray y Charles Eames: la de cronistas de su tiempo. En un cuidado montaje se mostraban 240 fotografías de la serie movie-sets, tomadas por la reconocida pareja de diseñadores en los platós de rodaje de las películas de Billy Wilder. Cine y Diseño entrelazaban sus referencias creativas en esta interesante muestra.

#BONUS. Bruxelles est Art Nouveau

Tras visitar el sorprendente ADAM – Brussels Design Museum, no podíamos abandonar la capital belga sin disfrutar de la creatividad y la originalidad del movimiento Art Nouveau, que transformó radicalmente la arquitectura y el diseño de finales del siglo XIX. A través de toda la ciudad, el visitante puede descubrir excepcionales fachadas y magníficos diseños interiores de sus más reconocidos creadores, desde la casa Tassel de Victor Horta, verdadero manifiesto del movimiento, hasta las investigaciones más geométricas de Paul Hankar. Mención especial merecen aquí los antiguos almacenes Waucquez, obra excepcional de Victor Horta que alberga actualmente el Centre Belge de la Bande Dessinée. Sin duda, una visita obligada para los amantes de las intersecciones entre el comic y el diseño.

#6. Design Museum Gent, Gante, Bélgica

En el corazón histórico de la Villa de Gante, entre el Castillo de los Condes de Flandes y la Iglesia de San Miguel, el visitante puede encontrar el impresionante palacio en estilo rococó del siglo XVIII que fue comprado en el año 1922 por el Ayuntamiento de Gante para alojar su Design Museum. Su magnífica fachada esconde el interior histórico original y, tras éste, un ala moderna y abierta.

Respaldada por notables piezas de creadores internacionales, Design Museum Gent ofrece una mirada fresca y sorprendente del diseño belga, desde el Art Nouveau de Henry van de Velde hasta la estética ecléctica y vanguardista del diseño actual.

Concretamente, el Museo expone una de las más notables creaciones de este genial y versátil diseñador, y un importante logro en su constante búsqueda de racionalismo: los ferrocarriles eléctricos. En el año 1933, Henry van de Velde fue nombrado asesor artístico de la Compañía Nacional de Ferrocarriles de Bélgica (NMBS), iniciando una colaboración que buscaba un diseño puro que excluyese todos los elementos decorativos. Van de Velde no solamente diseñó el interior de los vagones de primera y segunda clase, incluyendo la tapicería de mohair original, sino que colaboró con los ingenieros de la compañía en el diseño del exterior de los ferrocarriles.

Durante mi visita del año 2016, tuve también ocasión de disfrutar de un rápido e inspirador viaje hacia el futuro de la bicicleta. En la muestra “Bike to the Future”, los más recientes prototipos compartían espacio con dispositivos inteligentes o con propuestas conceptuales. Junto a los conocidos modelos de Ross Lovegrove, Philippe Starck o Ron Arad, se mostraban propuestas que experimentaban con materiales poco convencionales o con funciones excepcionales. Virtuosismo tecnológico al servicio de un diseño respetuoso e innovador.

Pero Design Museum Gent es mucho más que un museo; es un lugar de encuentro para todos los amantes del diseño, creadores y usuarios. Además de impulsar la cultura belga del diseño, el museo pretende fomentar la creatividad para explorar temas sociales más amplios, estudiando el papel que el diseño puede desempeñar en el futuro de la movilidad sostenible o de las tecnologías inteligentes.

Próximamente...

Hasta aquí llega esta segunda entrega de nuestra Vuelta al Mundo del Diseño en 20 Museos. Próximamente volveremos con más impactantes historias. ¡No olviden reservar sus asientos!